Conectarse

Recuperar mi contraseña






MP · Perfil

MP · Perfil




Últimos temas
» Directorio Looking For You
Sáb Feb 08, 2014 11:27 am por Invitado

» LEVÁNTATE Y ANDA!
Vie Ene 10, 2014 11:13 pm por Heimdall

» Paranormal Agent Afiliación Élite
Jue Jul 04, 2013 4:36 am por Invitado

» Blood´s Hunters [Afiliación Elite]
Vie Feb 22, 2013 4:10 am por Invitado

» Afiliación élite: Cuervos en alta mar
Miér Feb 13, 2013 11:28 pm por Invitado

» Gotham Darkest Hour (Re-Apertura)
Sáb Feb 02, 2013 1:10 pm por Invitado

» Wake Up! El despertar. {Afiliación Élite}
Vie Ene 25, 2013 9:58 am por Invitado

» TALES OF BAGAROK {El alma medieval} - Cambio de Botón (ÉLITE)
Jue Ene 24, 2013 2:13 am por Invitado

» Once Upon a Time RPG (Elite) Apertura.
Lun Dic 17, 2012 7:20 am por Heimdall







Damos las gracias a Google, Wikipedia, deviant art y Marvel por proporcionarnos información, tanto grafica como textual. Este foro esta realizado con un Skin hecho por Skaôi de SourceCode por lo tanto la codificación solamente pertenece a Skaôi.

Yggdrasil es un foro de rol RPG, caracterizado en la mitología nórdica. El foro esta realizado por Heimdall{principal administrador y fundador} y Dhaeris {diseñadora gráfica y adminsitradora}. Cualquier copia de lo que el foro contiene será denunciado a foroactivo sin previo aviso. Muchos en su foro ponen ‘’ no copies y se original’’ cosa que ni ellos siguen, así que nosotros pedimos que no copies nada de este foro si no quieres una denuncia




La profecía del cuervo [Privada]

Ir abajo

La profecía del cuervo [Privada]

Mensaje por Umbra el Miér Mayo 02, 2012 10:45 am

*En el reino de Hordaland, días después del banquete*

Los fríos vientos de esas tierras demacradas silbaban bajo mis alas negras mientras sobrevolaba en forma de funesto cuervo los restos del reino de Hordaland tras la sangrienta batalla librada en él. Cultivos y granjas destrozadas, cadáveres de ganado y restos de las piras donde ardieron los caidos. Los demonios habían tratado de llevar el caos a esas tierras, pero no habían salido victoriosos en su propósito debido a aquél que se hacía llamar Beowulf y la fuerza y valentía que inspiraba a sus hombres.

Yo había nacido en esas tierras norteñas y hasta mis oídos habían llegado las historias de las hazañas del humano, la mayoría alimentadas por la fantasía y el alcohol. Mis órdenes como enviada eran simples: indagar en esas tierras, entre sus gentes, conocer detalles sobre el estado del reino tras el ataque y si estaban preparando un contraataque.

Mi primera tarea estuvo cumplida tras inspeccionar el castillo. Me posé sobre la repisa de una de las ventanas más altas, observando el interior. Tenía ante mis ojos lo que quedaba del salón principal, reconstruido. Era curioso que dieran prioridad a una sala de banquetes antes que al reino. Honorables y entregados... a mi no iban a engañarme.

Si debíamos atacar, definitivamente ese sería el mejor momento, pues muchos aún estaban ocupados y con sus mentes abstraídas, consolando a las esposas de sus amigos caídos. Eran débiles. Ahora más que nunca. Pero sería una insensatez lanzarse al ataque sin conocer su estrategia. Esas gentes no eran estúpidas. Sabían que los demonios volverían y apostaría cualquier cosa sin temor a equivocarme que habían planeado una defensa para cuando ese momento llegase. Estaban demasiado arraigados a su patético reino como para dejarlo escapar entre sus manos. Habría que arrancárselo.

Beowulf… ese era mi objetivo. Y no me costó encontrarle. Era el “héroe” del reino. Todos hablaban de él. Le encontré dando instrucciones a unos hombres sobre la reparación de las defensas de la muralla. Me posé en un carro cargado con provisiones, observando al humano. Su rostro denotaba su carácter decidido y valeroso, destilaba orgullo por sus hazañas y el honor que cargaba sobre él.

Ojalá le aplastase.

Esperé a que quedase solo, sin nadie más en la calle. Camuflé el color de mis ojos, tiñéndolos de un color blanquecino. Grazné llamando su atención una vez. La segunda vez que abrí mi pico fue para pronunciar su nombre.

-Beowulf.-me le quedé mirando unos segundos hasta que se giró.- Beowulf.-repetí para que se fijase en mi.

Tenía un plan. Uno retorcido. Mis preferidos.

-Sígueme, Beowulf.

Y, sin más que decir en ese lugar, alcé el vuelo, cuidando que me siguiera, posándome de cuando en cuando en los tejados cercanos para mirar al humano para echar a volar de nuevo antes de que me alcanzase, llevándole a un lugar donde pudiésemos hablar sin riesgo a ser molestados.

Umbra

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía del cuervo [Privada]

Mensaje por Beowulf el Jue Mayo 03, 2012 1:27 am

-¡Vamos, sabéis hacerlo mejor! -son mis palabras, mis órdenes y exigencias para con mis hombres, valientes guerreros donde los haya. Me encuentro en la Arena de Combate, una zona del reino dedicada al entrenamiento de los guerreros y muchas veces, sobretodo por las noches, a duelos y apuestas varias; mis valientes hermanos de batalla practican entre ellos bajo mi atenta mirada, espada y coraje en mano. Nosotros no abandonaremos jamás a las pobres gentes de estas tierras que nos vieron nacer como sabemos que los demonios no se rendirán jamás en su afán por destruir todo y cuanto el hombre construye libremente, en honor al Dios Padre y todos sus hijos, los Aesir.

-¡Beowulf! ¿Nos echas una mano? -un grupo de hombres y jóvenes que portan maderos y herramientas pasa cerca de la Arena, uno de ellos es el que me pide ayuda. -Te digo que él es demasiado importante para estas cosas... -contesta en voz más baja pero audible un joven al hombre que me llamó la atención. Les dirijo la mirada con el cuerpo entero girado hacia ellos y digo: -Ningún patriota está exhento del deber para con su pueblo, joven. Por supuesto que os ayudaré. -tras lo cual me giro a mis hombres y sólo un gesto afirmativo de cabeza ya indica que nos veremos luego si Odín así lo desea.

Al poco me encuentro dirigiendo una parte del cuerpo de reconstrucción de la muralla exterior, supongo que tengo madera de líder. -No no, así no. Inclinadlos más hacia delante, serán más fáciles de escalar desde dentro y además la caballería podría sufrir un altercado si lanzan una ofensiva directa. -los pesados troncos que conforman la atalaya exterior deben estar colocados estratégicamente, ningún detalle debe escapar si queremos lograr la victoria; demasiado confiados están por mantenerse todavía vivos. Cuando esta parte está ya acabada, me dirijo de nuevo a la Arena para ver si aún siguen ahí mis hombres o han partido ya a los salones para la comida.

Caminando me hallo por una callejuela a las espaldas de unas casas cuando oigo pronunciar mi nombre con voz profunda y algo gutural. Me giro alarmado y nadie hay, tansolo un cuervo posado inocentemente sobre el borde del tejado de una vivienda. De nuevo mi nombre, el cuervo me mira fijamente. -¿Pero quién...? -entonces el mismo cuervo que pareciera inocente y silencioso me pide que le siga y alza el vuelo. ¿Pero qué locura...? Un momento...¡Por Odín! ¡Es uno de Sus cuervos, uno de Sus consejeros alados enviado como mensajero ante mí! Pues si el Padre de Todos tiene una misión para su leal hijo gauta, por todos los Aesir que así sea. Comienzo el camino al que me guía el cuervo sin más dilación, con el corazón golpeando fuerte el pecho ansioso de conocer mi destino. ¿Qué me deparará el mañana? ¿Qué épica hazaña refleja el Pozo de la Sabiduría? No importa lo que sea, venceré o caeré en el intento.
avatar
Beowulf
Guerrero

Guerrero

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 19/04/2012
Localización : Midgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía del cuervo [Privada]

Mensaje por Umbra el Jue Mayo 03, 2012 4:32 am

El legendario guerrero me siguió como una perdiz que persigue el sonido de su reclamo y, al igual que ésta, ajeno al cazador espera con su flecha en alto al otro lado de los arbustos.

Le llevé a través de las calles heladas, asegurándome de no perderle de vista, hasta que salimos a la campiña que rodeaba la villa, cubierta de un blanco manto de nieve. Había por doquier restos de granjas consumidas por el fuego y fue una de estas ruinas la que elegí para posarme, sobre un poste de madera oscurecida ligeramente más alta que un hombre. Plegué mis alas, esperando a que Beowulf llegara frente a mí. A partir de ese momento, mis palabras debían de ser elegidas con escrupuloso cuidado.

Observé tranquilamente el rostro del humano. Sus rasgos denotaban un fuerte carácter, al igual que atractivo. Clavé mi mirada en sus ojos azules antes de volver a dirigirme a él, con una voz muy parecida al graznido de un cuervo, pero aún así imponente y enigmática.

-Saludos, Beowulf, héroe de Gautlandia.-recité.- Tus hazañas no pasan desapercibidas entre los hombres, así como tampoco lo hacen para el Gran Odín.-hice una leve reverencia con la cabeza.- Mi nombre es Huginn, y he venido hasta ti en nombre del Padre de Todos para ofrecerte mi consejo, su palabra, en estos oscuros días para tu tierra. De ti depende aceptarlos, gauta. Para Odín ya has ganado un puesto a su derecha en los salones del Valhalla.-reí interiormente, sin desviar del gauta mi mirada.- Pero no es del agrado de ningún Dios que rechacen sus regalos.

Agité mis alas, sacudiéndome los copos de nieve que caían sobre mi. El día era frío, aunque no más que cualquier otro en esas tierras. Amenazaba con empeorar, así que tendría que darme prisa si no quería congelarme en ese poste.

-¿Cuál es tu decisión, Beowulf? ¿Aceptarás el regalo de Odín?

Umbra

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía del cuervo [Privada]

Mensaje por Beowulf el Vie Mayo 04, 2012 7:49 am

Ya el mismo camino lo relfexiono, el mismo caminar por entre las casetas negras y derruidas por el fuego abrasador de aquellos demonios y sobre la fría nieve que era una más de todos nosotros ya es algo a tener en cuenta, bien puede ser una intencionada reflexión sobre el precio de la victoria y la derrota. Aún se diferencian bajo el blanco níveo las cabezas cornudas de los hombres-bestia colgadas en los postes de las casas, símbolo de orgullo por la muerte de dicho enemigo lograda con honor y coraje. ¿Son todas estas cosas las que el mismísimo Padre de Todos me intenta mostrar a través de Su mensajero? ¿Y si no fuera este cuervo uno de Sus mensajeros?

Entonces se posa, tan grandioso como delicado por su tamaño, y a mi sorpresa comienza a hablar de nuevo. Escucho con suma atención, erguido y quieto, anonadado, casi boquiabierto, e inclino la cabeza como él cuando nombra al Gran Padre. ¡Definitivamente lo es, uno de los Cuervos de Odín! Cuando pronuncia sus palabras y con ello el indescriptible honor que me ha sido entregado el corazón casi me sale del pecho, casi me da por gritar por miedo a que me reviente el torso si no lo hago, pero logro contenerme con algo más que un brillo en los ojos. ¿Regalo? ¿Rechazar yo un regalo divino? ¡Por mi sangre jamás! -¡Jamás he rechazado yo un presente de los dioses! -mi alta voz rugió sola, como lanzada sin razón alguna, como escapada de lo profundo de mi mente; alguna vez esta boca mía va a causarme serios problemas. A sus últimas palabras no puedo sino responder: -Mostradme, oh Huginn, el presente del que habláis os lo ruego, y trasmitidle mi más sinceras disculpas al Todopoderoso Padre de Todos. -mi reverencia es completa, mi mirada sumisa y dirigida hacia la nieve.
avatar
Beowulf
Guerrero

Guerrero

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 19/04/2012
Localización : Midgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía del cuervo [Privada]

Mensaje por Umbra el Vie Mayo 04, 2012 9:08 am

Solo eso bastaba. Unas palabras envenenadas para alcanzar el corazón de un hombre y tirar de los hilos adecuados para orientarle en el camino que quisiera marcarle. En mi cabeza jamás imaginé que el gauta fuese tan sumamente devoto a Odín, lo cual no hacía sino beneficiarme en mi argucia. Él no osó rehusar el “regalo” que le ofrecía, arrodillándose frente a mí con respeto y entrega. Le tenía a mi completa merced. En ese mismo momento podría haberme lanzado hacia él y probablemente hubiese acabado con el sorprendido Beowulf sin mucho esfuerzo… pero eso no iba a cambiar nada. Le necesitaba para mis planes… por no mencionar que hacer eso no sería divertido. Ahora más que nunca debía obrar con cautela.

-Mi presente, el regalo de Odín, son las palabras que debes seguir para ganar esta batalla y que los gautas alcen al cielo sus gloriosos gritos de victoria. ¿Brillará el sol al final de la tormenta? Depende de ti, Beowulf.

Volví a agitar las alas frente al súbito viento que se había levantado. Tenía frío, también hambre. Después de todo el día manteniendo aquella forma, necesitaba reponer fuerzas. Debía acabar aquél encuentro pronto o lo lamentaría.

-¡Escucha atentamente mis palabras!-grazné alto y claro, alzando mi voz sobre el viento.- ¡Honra a Odín esta noche con los tuyos! Los hombres-bestia no atacarán todavía.-me aseguraría personalmente de ello.- Durante la celebración, diles a tus hombres de confianza que registren las ruinas de esta granja.-giré mi cabeza, observando el umbral derrumbado y los restos calcinados del interior semi derruido.- Aquí encontrarán a una mujer que consigo el estigma de los demonios, mas asegúrate de que no recibe daño alguno.-advertí rotundamente.- Esta semidemonio no es sino una fugitiva que se enfrentó a los suyos y se vuelca en plegarias hacia el Gran Odín, para quien no han pasado desapercibidas.- oooh, aquello iba a ser deliciosamente divertido.- Toma a esta mujer, Umbra, bajo tu protección y escúchala, pues se convertirá en tu más valiosa aliada para la batalla que se avecina.

Extendí mis alas, agitándolas, preparada para echar el vuelo.

-Volverás a saber de mi, Beowulf. Que los vientos del Norte soplen siempre a tu favor.

Sin más que decir alcé el vuelo, elevándome en el cielo y dirigiéndome a toda velocidad hacia el campamento de los demonios. Debía advertirles de mi plan. Que no hicieran absolutamente nada que no aprobase. Gracias a mí, saborearíamos la victoria muy pronto… pero para ello tendrían que escucharme y obedecer. No podrían negarse… no cuando ya los teníamos en la palma de la mano.


Umbra

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 30/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía del cuervo [Privada]

Mensaje por Beowulf el Lun Mayo 07, 2012 12:51 am

Sus palabras, prefacio de la victoria, me plenan de orgullo a la vez que de responsabilidad; según Huginn, cuervo mensajero del Padre de Todos, todo depende de mí...mas es todo un honor ser elegido para tal misión. Sus siguientes y poderosas palabras resuenan tanto en el alrrededor como más aún en mis oidos. ¿Otro banquete? ¿Debemos celebrar otro banquete? Se hará lo que se pueda, si bien no pueda ser en el salón real. -Esta granja será vigilada con suma atención, mensajero. -dije cuando giró su pico hacia las ruinas, agachando de nuevo la cabeza como nueva reverencia. Una mujer, semidemonio, rebelada y ferviente del Gran Padre...tansolo por ello merece mi respeto. Umbra es su nombre...-Así se hará gran Huginn, decidle al Todopoderoso Padre que su deseo será cumplido con lealtad y obediencia, la victoria será nuestra en Su honor. -y me incorporo para recibir su bendición y verle alzar el vuelo una vez más, hacia los grandiosos atrios del Trono Dorado. -Que el viaje os sea leve y cálido. -son mis últimas palabras mientras le veo comenzar su vuelo.

*Mismo día al anochecer*

Finalmente y por suerte el siempre fiel rey Herthjóf de Hordaland demuestra una vez más su lealtad al Gran Odín, escuchando mis palabras y permitiendo un banquete general tanto en el salón real, donde se resguardarían sólo los miembros influyentes del reino, como en las diversas posadas del reino, las que aún queden en pie claro está; aunque no todos los habitantes se habrán enterado, tuvimos algo de día aún para organizarlo con presteza.

-¡Yo digo no! -digo golpeando la jarra en la mesa con una sonrisa en el rostro. -Un hacha nunca será tan práctica como una espada de puño y medio, y...creo recordar que una vez ya te lo demostré. -las carcajadas resuenan en la mesa que ocupo junto algunos de mis hombres y en el resto de la escena. Una vez más el salón real se haya repleto de música y jolgorio, de risas y alabanzas al Gran Odín. El motivo, dado a conocer a medias por el mismo rey, ya hace que los ritos en honor al Padre de Todos se realicen con más entrega y se honre Su nombre con más insistencia; nunca viene mal un recordatorio de Su grandeza. -De todas maneras... -interrumpo las escusas de mi compañero y a la vez hermano de batalla. -...tenemos una labor que cumplir esta noche, ya lo sabéis. Su vida es nuestra vida, compañeros. Veamos a ver si allí se encuentra. -en tal momento los cuatro guerreros nos alzamos casi al unísono, armas portadas aunque enfundadas, atrayendo las miradas de muchos. Un gesto afirmativo al monarca desde lejos y partimos hacia la misma granja en la que el cuervo sagrado se me presentó.
avatar
Beowulf
Guerrero

Guerrero

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 19/04/2012
Localización : Midgard

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía del cuervo [Privada]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.